Biografia

Aaron Keydar: acertijos en forma de escultura

titel

Era el cuarto día de la Guerra de los Seis Días (5-10 de junio de 1967) en Jerusalén y el soldado israelí Aaron Keydar no veía más pañuelos negros y rojos. Ya no había jordanos en los metros que separaban a su grupo del Kotel (muro de las lamentaciones). El camino era fácil, pero no podían avanzar sin antes evacuar a un herido de la Kitá de Keydar. De repente, del lado israelí resonó un motor. Aparecía la salvación, el jeep que se acercaba sería un transporte rápido para el herido. Pero el oficial al mando, un rabino, se negó a dirigirse hacia el hospital. Tenía otra misión: llegar al Kotel y hacer una plegaria judía por primera vez desde 1948. Aaron Keydar todavía oía el histórico jeep alejarse mientras contemplaba la sangre de su amigo. Otro religioso había marcado la vida de Keydar. El padre, un emigrado de Libia que llegó a rabino, sometió a una rígida educación a un niño que, con doce años, perdía a su madre. Aaron Keydar, el menor de ocho hermanos, huía del agobio del padre vagando por Tel Aviv. Fue un chico de calle y de travesura en travesura, llegó la llamada de la policía a la familia Keydar. Nada irreparable, un robo de fruta, pero lo suficiente para que uno de sus hermanos captase que el futuro del pequeño Aaron no pasaba por la formación religiosa del rabino.

VER BIOGRAFÍA EXTENDIDA

ENLACES INTERESANTES

EXPOSIONES